Marketing de contenidos, ¿ya sabes de qué se trata? Seguramente hayas leído antes sobre este concepto, pues no es una novedad. Sin embargo, cabe destacar que su crecimiento y la importancia que tiene para los negocios online es cada vez mayor. De aquí nace la necesidad no solo de conocer su significado, sino también de entender porqué lo necesitas y de qué manera puedes aplicarlo.

“El contenido es el rey”, es probable que ya conozcas esta frase. La misma responde, en gran parte, a la pregunta de qué es el marketing de contenido y por qué ha crecido tanto. No por nada se considera al contenido como una pieza clave en cualquier estrategia digital.

El marketing de contenidos es el proceso mediante el cual se crea, cura y distribuye contenido, de manera online y gratuita, para atraer a potenciales clientes o fidelizar la relación con los que ya existen. La principal característica de este marketing es que se basa en el valor y la calidad, no se trata de distribuir cualquier tipo de contenido, sino uno que realmente sea de interés y aporte algo significativo a los usuarios.

Además, a diferencia de otras técnicas de marketing donde la meta final es la venta, en este caso conseguir una venta es, más bien, un objetivo indirecto. Se crea el contenido para captar la atención y crear una comunidad en torno a la marca, una relación real con el usuario para así atraerlo, indirectamente, hacia el servicio o producto.

Podría decirse que este marketing, centrado en el contenido, se basa en “seducir” al potencial cliente y mantenerlo interesado en todo momento. La clave, para ello, está en conocer al público objetivo y sus intereses. La buena escritura, la capacidad de persuadir y cautivar, así como el buen uso de las herramientas de diseño y gestión es muy importante.

¿Por qué tu negocio necesita marketing de contenidos?

El marketing de contenidos es necesario y, en caso de no trabajar todavía en él, puedes plantearlo como un gran objetivo. ¿Por qué? Porque se ocupa de dos etapas fundamentales en el proceso de compra, las cuales, de no tenerse en cuenta, pueden suponer una gran pérdida de oportunidades.

La compra online involucra cuatro grandes pasos: la creación de conciencia, el proceso de investigar, el momento de conocer y, finalmente, el de comprar. El usuario reconoce, primero, que necesita o le interesa algo. Luego investiga sobre eso, a continuación, analiza las diferentes opciones y, por último, se decide y hace la compra. En los últimos pasos influye mucho el marketing clásico, el de la publicidad, puesto que el objetivo final es vender.

Pero, ¿qué sucede en la primera fase? Ese es el momento exacto donde el marketing de contenidos entra en acción y la razón por la que es tan importante. Gracias a él se evita ser solo un negocio más que hizo una venta, ya que permite crear una verdadera relación con el cliente y fidelizar el contacto ofreciéndole contenido que le interese. Esto, y la razón por la cual necesitas el marketing de contenidos, permite avanzar y desarrollar un negocio completo en Internet con un público realmente interesado por lo que vendes y tus novedades. Con el marketing de contenido logras, en definitiva, hacer que los usuarios vuelvan a tu sitio web por más.

Entre los principales beneficios del marketing de contenidos destacan:

  • El poder atraer a un público específico y fidelizar la relación a largo plazo.
  • La posibilidad de ganar la confianza de tus seguidores de forma constante.
  • La reducción de inversión en promociones pagas.
  • El potenciamiento del SEO.

¿Cómo medir la efectividad de tu marketing de contenidos?

Si ya aplicas algunas estrategias para el marketing de contenidos, puedes que te preguntes cómo medir su efectividad. Es decir, ¿cómo saber qué tan bien funciona tu marketing de contenidos? Para estos es necesario tener en cuenta los siguientes dos aspectos:

Métricas sociales

La presencia social es muy importante cuando hablamos de este tipo de marketing. Gracias a las redes sociales puedes difundir tu contenido, atraer la atención de los usuarios y crear una verdadera imagen de marca. Ya que, cualquier contenido de calidad que crees deberá ser compartido y visto por la mayor cantidad de personas para alcanzar, así, a los potenciales clientes.

En este punto resulta útil contar con herramientas gratuitas como Hootsuite, Social Mention y Klout. Gracias a ellas es posible medir, por ejemplo, la cantidad de me gusta, los compartidos, los comentarios y otros elementos claves en la interacción social online. Así podrás saber si tu contenido realmente interesa a los usuarios, potenciar lo que funciona y cambiar aquello que no tienen buenas respuestas.

Métricas de tráfico

Una de las principales razones para trabajar el marketing de los contenidos es aumentar el tráfico web. Por eso, para medir la efectividad también es necesario analizar las métricas de tráfico.

Algunos de los principales elementos a tener en cuenta son las impresiones orgánicas, es decir la cantidad de veces que tu sitio ha aparecido en buscadores; la tasa de clics orgánica, es decir en base a las impresiones cuántos hicieron clic para it a tu sitio; la cantidad total de tráfico orgánico, la impresión media de los contenidos y el análisis de las keywords. Una de las herramientas más útiles para estas mediciones es Google Analytics, gracias a la cual puedes medir, por ejemplo, las páginas vistas, la cantidad de tráfico o el porcentaje de rebote.

Por supuesto, las ventas, aunque no es el fin primero del marketing de contenidos, también serán una clara señal de si este está funcionando. Es por ello una medida muy importante a tener en cuenta.

marketing de contenidos

¿Qué habilidades debe tener un experto en Marketing de contenidos?

Si ya trabajas con marketing de contenidos o te propones hacerlo es importante destacar algo. Este marketing no consiste, simplemente, en crear contenido interesante y compartirlo en diferentes medios. Se trata de crear una estrategia completa en base al análisis del público objetivo y sus intereses, y decidir qué publicar y cómo hacerlo. Puede que resulte algo complejo si recién empiezas o, simplemente, tienes la mente puesta en otras labores. Es entonces cuando resulta beneficioso pensar en un experto en marketing de contenidos para que te ayude en tu proyecto.

Pero, ¿qué habilidades deben tener estos profesionales? Básicamente, no pueden faltar las siguientes aptitudes.

Capacidad de investigación, redacción y diseño

Debe saber informarse para crear buenos contenidos y encontrar material útil y valioso. Además, debe encontrar el estilo propio a cada marca, esto implica no solo saber redactar a la perfección; sino también ser persuasivo, saber jugar con las palabras, poder expresarse con claridad y crear un contenido que además de valioso sea auténtico.

Saber utilizar programas de diseño también es importante en esta especialidad. Puesto que el contenido no solo es textual, sino también, y en gran parte, visual. Por lo que resulta fundamental saber crear buenos diseños, trabajar con las formas y colores para ofrecer mensajes que impacten y dejen huella.

Conocimientos de marketing general

Aunque el fin primero del marketing de los contenidos no es vender, resulta necesario que el experto sepa de ventas, promoción y redes sociales. ¿Por qué? Porque esto influirá en todas sus estrategias, en su manera de dirigirse al público, en la forma de crear los contenidos y en el enfoque dado a cada material. Debe saber qué es tendencia es las redes sociales y cómo promocionar estratégicamente el contenido generado.

Un experto con estas habilidades podrá analizar, crear, curar y distribuir el contenido de la mejor manera, sin dejar de lado ningún aspecto fundamental. Además, podrá empatizar con el usuario y ser capaz de ponerse en su lugar para ofrecerle exactamente lo que quiere.

marketing de contenidos

¿Cuáles son los elementos SEO más importantes para mejorar tu rank orgánico?

El marketing de contenido está directamente relacionado con el SEO. De hecho, resulta imposible pensar en uno sin tener en cuenta al otro. Por eso es importante que tengas en cuenta los principales elementos SEO si quieres mejorar tu estrategia de contenidos y subir en el ranking.

  • La calidad: la calidad es clave. Y para crear contenido de calidad es necesario saber qué tipo de contenido se está buscando, porqué se está buscando, cómo y de qué manera puedes aprovechar eso para ofrecer algo realmente valioso y útil.
  • La novedad y variedad en el contenido: ser novedoso es fundamental hoy en día en el mundo digital. ¿Por qué? Porque el público lo ha visto casi todo. Por eso uno de los grandes desafíos está en ofrecer algo nuevo o algo conocido, pero de forma diferente.
  • La velocidad de carga del sitio: este factor no solo influye en el marketing de contenido, sino en cualquier beneficio que quieras obtener a partir de tu sitio web. Nada afectará más la experiencia y opinión del usuario que la lentitud de carga. Recuérdalo: Internet es velocidad, si tu sitio web es lento procura solucionarlo de inmediato.

¿Cuál es el reto más grande al crear marketing de contenidos?

Ya hemos mencionado que el fin primero del marketing de contenido no es tanto la venta, sino la creación, de manera sostenida, de contenido que atraiga y capture la atención de los usuarios todo el tiempo. Sin embargo, claro está, el fin último de cualquier negocio online es vender. Por ello, el mayor reto del marketing de contenido será poder ganar dinero a partir del contenido. Es decir, lograr conversiones a partir del material textual y visual captando la atención del usuario y llevándolo, estratégicamente, a la compra.

marketing de contenidos

Por otro lado, uno de los aspectos más importantes del marketing de contenidos es que requiere de constancia. No es un trabajo de una sola vez y no funciona si se trata solo de hacer lo más rápido o simple. Es fundamental combinar este marketing con las otras estrategias de tu negocio y dedicar a cada parte el tiempo que merece.

Una vez comprendido esto es fundamental destacar algo innegable: actualmente hay mucho contenido. Millones y millones de negocios online producen diariamente contenido, entonces: ¿qué posibilidad tiene tu contenido de ser detectado, seguido o compartido? Eso depende mayormente de tu trabajo. Pues este es otro gran reto que existe al crear marketing de contenido: la cantidad. Abunda contenido de todo tipo y es tanto lo que se produce que el desafío más importante está en lograr destacar y diferenciarse.

Producir contenido de calidad es uno de los pilares para triunfar en el marketing de contenidos. No se trata de pensar en la cantidad, sino en el valor de cada material generado, por más pequeño que sea. Una recomendación en este punto es practicar el ejercicio de las cuatro U: buscar, antes de crear, contenido útil, único, ultra especifico y urgente. Así podrás partir de una base buena y sólida para invertir el tiempo en algo que lo valga.

Cabe destacar que la calidad no solo se asocia al contenido en sí, sino también al modo en que se lo presenta. Procura desarrollar una narración impecable, y si crees que no tienes el tiempo o talento para esto, podrás hallar profesionales de la escritura que sumarán mucho valor al trabajo. Además, recuerda que la variedad es igual de importante. El público no quiere ver siempre lo mismo.

Y tú, ¿ya haces marketing de contenido? No dejes de lado este proceso tan importante y potencia tu negocio con contenido de calidad, variado y enriquecedor.