Aprender a posicionar webs en Google es fundamental. ¿Por qué? Porque si tienes un sitio web que no recibe tráfico, es decir al que no llegan los usuarios, es como tener un negocio en un lugar desierto. De nada sirve un buen diseño y una excelente calidad en los productos o servicios si nadie llega a conocerte porque, simplemente, no estás en una “calle transitada”. Y hoy, en términos de marketing, para estar en una zona popular es necesario posicionar en Google.

Google es, al día de hoy, el buscador más grande de Internet. Millones de personas lo utilizan todos los días para encontrar algo específico. Imagina, de pronto, que una persona busca exactamente lo que tú vendes. Pero al hacer una búsqueda tu sitio web no aparece. ¿Qué significa esto? Básicamente que estás perdiendo una oportunidad de dar a conocer tu negocio y hacerlo crecer, porque no has trabajado en llegar a los primeros lugares. Y para ser Top 1 en Google es necesario seguir algunos pasos.

¿Cómo hacer posicionamiento web en Google?

Posicionar webs en Google lleva cierto tiempo y puede parecer, al principio, un poco complejo. Sin embargo, una vez que te adentras en el mundo del posicionamiento para buscadores son muchos los escalones que encuentras para avanzar hacia tu objetivo. A esto se suma, también, las diferentes herramientas que puedes aprovechar en el camino.

Para posicionar un sitio web en Google no hay una fórmula correcta, sino que es necesario pensar una estrategia clara y posible que se adapte a tu negocio. Puesto que no a todos les funciona lo mismo, lo importante es probar, volver a probar y, así, lograr resultados. Aun así, hay algunos elementos que no pueden fallar cuando se quiere posicionar en Google, ¿cuáles?

Ponte en lugar de usuario

Aunque es imposible saber exactamente qué busca el usuario o en qué piensa cuando llega a un sitio web, sí es posible tratar de ponerse en su lugar. Puesto que tú también eres usuario para otros sitios web, es necesario que pienses: ¿qué esperas encontrar en un sitio?, ¿qué cosas te molestan?, ¿qué valoras de una página web?

En este sentido es importante analizar elementos clave. En primer lugar, es necesario pensar en el SEO. Claramente no hay buen posicionamiento sin SEO, por ello tienes que trabajar en las urls, los títulos, la redacción optimizada, la optimización de imágenes y la velocidad de carga, entre otros aspectos. En segundo lugar, es fundamental analizar la estructura de sitio. ¿Es fácil de navegar?, ¿resulta agradable a la vista? La estructura de tu sitio web debe facilitar la navegación, debe ofrecer a simple vista lo más importante y no generar trabas al momento de buscar algo en particular.

Crea una estrategia completa de posicionamiento

Para posicionar en Google un sitio web es fundamental contar, desde el principio, con una estrategia. Esta se aplicará no solo a los contenidos que se creen en base a las keywords elegidas, sino también al análisis del comportamiento del usuario. En base a las tendencias de búsqueda y a los análisis de resultados se podrá determinar qué cosas funcionan, qué se puede mejorar y cómo aprovechar diferentes recursos en favor del SEO.

Difunde tu sitio web

Para subir posiciones en Google es necesario que las personas hablen de ti. Para eso resulta imprescindible la difusión, es decir darte a conocer en diferentes medios y de diferentes maneras. Con este fin es importante pensar en la publicidad en buscadores o SEM, la publicidad en redes sociales, los posts promocionados y la colaboración con otras webs o blogs. La clave de esto es que permite crear enlaces hacia tu sitio, lo cual es más que importante cuando se quiere aumentar el tráfico de usuarios y llegar a potenciales clientes.

como posicionar webs en google

¿Cómo optimizar mi sitio web?

La optimización de tu sitio web está directamente relacionada con el posicionamiento. Esto tiene que ver no solo con crear un sitio web que sea atractivo para el usuario, sino también con mejorar la experiencia completa para con cada elemento que forma tu negocio.
Se trata, entonces, de analizar qué elementos se pueden potenciar para que el usuario, al ingresar al sitio, no sienta deseos de irse.

Crea una buena apariencia

El diseño del sitio además de ser profesional ha de trabajar correctamente con los diferentes elementos. Por tanto, debes elegir colores que transmitan comodidad, utilizar fuentes claras y profesionales, aprovechar el contenido visual pero no abusar de él y, sobre todo, procura crear un sitio útil y que facilite la navegación del usuario. Que quede claro lo que ofreces desde el primer momento.

Trabaja en el contenido

No por nada se dice que el contenido es el rey de Internet, si tienes un sitio web estás contando con un espacio para darte a conocer: lo fundamental es que lo aproveches bien. Por eso es importante que trabajes en el contenido para que sea: amigable con los buscadores, original y de calidad. Para lograr las tres cosas es necesario trabajar en el SEO interno, crear contenido profesional, conectar con las emociones del usuario y pensar en todos los detalles, desde las imágenes y los links hasta los títulos.

Verificar que sea responsive

Hoy en día es clave tener un sitio web responsive como parte de la optimización. ¿Esto qué significa? Que el sitio web puede adaptar su forma a los diferentes dispositivos, de esta manera tanto si un usuario lo visita desde un smartphone como desde una laptop o Tablet podrá leerlo sin problema. Esto es fundamental para darle usabilidad al sitio y favorecer la experiencia del usuario. Además, es sabido que Google tiene en cuenta este factor al momento de posicionar los sitios web.

como posicionar webs en google

¿Cómo optimizar mi página web para móviles?

Dicho lo anterior está más que claro que si tienes un sitio web necesitas optimizarlo para móviles. ¿Por qué? Porque actualmente más de la mitad de los usuarios que navegan en Internet lo hacen a través de un teléfono celular. Es por eso que se debe pensar en esto en todo momento al añadir nuevos elementos a un sitio y crear un diseño.

Pero, ¿cómo lograr esta optimización? Lo primero es elegir un diseño responsive, es decir uno que cambie de tamaño según el dispositivo. De esta manera te aseguras de que los usuarios puedan navegar por tu sitio sin problema en cualquier momento. Por otro lado, es fundamental analizar la velocidad de carga. Este factor influye tanto al querer posicionar web en Google como al querer que una persona vea tu contenido sin sentir deseos de irse; puesto que nada molesta más a un usuario que un sitio web lento.

Otras cuestiones como la optimización de las imágenes y la tipografía son igual de importantes. Es necesario elegir un tipo de letra que se lea fácilmente y no resulte excesivamente grande y reducir el peso de las imágenes para que su calidad no se pierda y al mismo tiempo no entorpezca el tiempo de carga.

Como ves posicionar un sitio web implica tener en cuenta varios factores, desde pequeños detalles como los títulos hasta la optimización del sitio para diversos dispositivos. Lo fundamental es trabajar en esto de manera constante para poder llegar a las primeras posiciones de Google y no quedar en el olvido.