SEO y SEM son dos conceptos que se han convertidos en la clave al momento de desarrollar una estrategia de marketing online. Resulta casi imposible pensar en uno sin pensar en el otro también, pero las confusiones o preguntas en torno a su función e importancia a veces no es clara. ¿Qué significa cada uno? ¿Cómo elegir el mejor para tu negocio? ¿Es preferible centrarse en uno o combinarlos?

¿Qué es el SEO?

Ya hemos hablando en anteriores ocasiones del SEO y su relevancia, pero nunca está demás recordarlo. SEO corresponde a las siglas Search Engine Optimization, se trata del proceso por el cual se mejoran diferentes elementos de un sitio web o contenido digital para que tenga mayor éxito en los resultados de búsqueda. Los beneficios asociados al SEO son de carácter orgánico, esto quiere decir que implican labores manuales y no de pago. Es decir, no se paga para mejorar el posicionamiento.

Aunque hay varios factores que influyen en que un sitio sea tomado en cuenta por Google, hay dos que destacan especialmente y hacen a la importancia del SEO. Estos son la popularidad y la importancia del sitio web en cuestión. Es decir, qué tanto se “habla” de él, lo que se traduce en enlaces que dirigen hacia al sitio; y qué tan bien responde a las búsquedas que se hacen.

¿Qué es el SEM?

El SEM, Search Engine Marketing, se refiere concretamente a la publicidad en buscadores. Es la práctica asociada al marketing para aparecer en los primeros resultados de búsqueda mediante anuncios pagos. La herramienta más utilizada para esto es Google Ads y funciona mediante la oferta por palabras clave.

Diferencias entre SEO y SEM

Si bien el fin de ambas prácticas es mejorar el posicionamiento en buscadores de un sitio web, hay diferencias muy importantes entre ambos que cabe destacar.

En primer lugar, y como se mencionó anteriormente, el SEO no requiere de una inversión, mientras que el SEM sí. Sin embargo, esto no quiere decir que el SEO sea algo sencillo y totalmente “libre de gastos”. Para poder contar con una buena página web, en algunos casos, es necesario invertir, por ejemplo, en plugins. A esto se añade el tiempo que hay que dedicar a optimizar un sitio y todo su contenido para que sea SEO Friendly. En el caso del SEM la inversión es necesaria ya que se trata de un sistema de publicidad que ofrece Google mediante el pago por los clics.

Otra diferencia importante entre SEO y SEM tiene que ver con los tiempos. En el caso del SEO, aunque puede ser muy efectivo, suele tomar más tiempo ver los resultados. Se podría decir que el SEO es un “trabajo de hormiga”, puede ser lento y requerir más esfuerzo, pero es necesario. Con el SEM, en cambio, es posible conseguir buenos resultados en un tiempo corto. Además, a diferencia del contenido optimizado para SEO, que se muestra más abajo en Google; los anuncios pagos, de ser exitosos, pueden aparecer en la parte superior de los resultados del buscador.

combinar seo y sem

¿Cuál es mejor?

Una vez comprendida la diferencia entre el SEO y el SEM es probable que te preguntes: ¿cuál de los dos es mejor o más conveniente? Antes de responder a esto es importante tener algo claro. Hoy en día con lo variable que es el mundo digital, cernirse a una sola opción para promocionar un sitio web no suele ser lo más recomendable. Esto no quiere decir que sea necesario abarcar todos los espacios o formas de promoción. Sino más bien ocuparse de los más importantes y buscar la manera de potenciar lo mejor posible cada uno.

Dicho esto, se podría responder a la pregunta de cuál es mejor diciendo ninguno. Porque no hay uno mejor que el otro, sino que los dos son buenos y necesarios. Lo mejor será, en realidad, escoger el más necesario o que mejor se adapte a las necesidades de tu negocio dependiendo de dónde te encuentras. ¿Esto qué quiere decir? Que puedes optar por uno u otro, sin problema. Pero sin limitarte ni centrar tu atención solo en el SEO o solo en el SEM.

Cada práctica tiene sus ventajas, por ende, en lugar de escoger uno solo, ¿por qué no apostar por los dos? Aun así, hay ciertos consejos habituales que se pueden aplicar si estás en la duda y prefieres comenzar por uno de los dos.

  • Si tu negocio online recién comienza y quieres captar algunos clientes de manera rápida, el SEM es la mejor opción. Con una inversión no muy grande puedes crear un buen anuncio que sea el puntapié para dar a conocer tu sitio web.
  • En el caso de que no tengas prisa por lograr conversiones de manera inmediata, lo más aconsejable es desarrollar un buen SEO. Luego, una vez encaminada la parte orgánica, podrás pensar en la inversión para anunciarte.

Hacer una mezcla de SEO y SEM

Ahora ya sabes que el SEO y el SEM no son prácticas opuestas ni que compitan entre sí. Al contrario, se trata de dos herramientas muy importantes y que siempre funcionarán mejor juntas que separadas. Ya que, si bien se piensa que los resultados por SEO pueden ser mayores que por SEM, ambas estrategias requieren de un desarrollo de la otra para funcionar al máximo. Especialmente cuando se trata de publicidad paga es poco probable que un anuncio funcione si el sitio al que dirige no tiene ninguna clase de optimización.

El SEO ha de funcionar como la corriente que alimenta cualquier tipo de promoción paga. A la vez que el SEM sirve de puntapié para desarrollar la estrategia SEO. Ambas prácticas se pueden combinar para aprovechar al máximo las ventajas de cada una y no perder oportunidad de llevar a un nivel superior un sitio web.

 

seo y sem

Aprovecha lo mejor del SEO y SEM

Para que la estrategia de combinar el SEO con el SEM sea positiva es necesario aprovechar lo mejor de cada uno. Por el lado del SEM exprimir al máximo los medios que ofrece para analizar las palabras clave, encontrar las más buscadas y apostar, mediante prueba y error, por aquellas que más te convengan y mayor éxito tengan. Por el lado del SEO generar ese contenido optimizado que el anuncio necesita para funcionar y responder a la búsqueda del cliente.

En resumen, se puede decir que el SEM es el impulso que necesita un sitio web que se encuentra en proceso de mejorar su SEO. Ya que si, por ejemplo, ocupas mucho tiempo en mejorar el SEO de tu sitio web y este es muy bueno; pero pocas personas te visitan, entonces no tiene el éxito esperado. Por eso una campaña SEM puede hacer que recibas los primeros usuarios y potenciales clientes; a la vez que utilizas los resultados obtenidos como información para seguir mejorando el SEO. De esta manera, combinas ambas herramientas y dejas que se alimenten mutuamente.

Planifica la mejor estrategia para promocionar tu sitio web aprovechando las ventajas de la combinación de SEO y SEM. Un desarrollo inteligente de estas dos formas de promoción te ayudará a mejorar tu posicionamiento en buscadores por completo.