Cómo creativos y comunicadores, los diseñadores gráficos tienen la constante misión de mejorar sus habilidades en el mundo profesional, pero, ¿cómo lo logran?

  1. Aprende nuevas técnicas

Esto no significa que debas aprender cuanto tutorial exista sobre diseño gráfico, al contrario, comienza por expandir tus conocimientos sobre un área en específico que te pueda ser útil. Por ejemplo, si tu trabajo está relacionado a la imprenta, lo mejor sería aprender sobre las nuevas herramientas que se utilizan en la industria para complementar tu trabajo. Mientras más conocimientos tengas, serás un diseñador más eficiente y capacitado.

  1. Rétate a ti mismo

¿Qué sucede cuando un cliente te pide realizar un trabajo sobre el cuál no tienes ningún conocimiento o experiencia? Muchos diseñadores se han visto frente a este problema y lo que muchos hacen es rechazar el trabajo desde el primer momento, y aunque la honestidad siempre es buena, mientras esté en tus posibilidades, intenta aprender por tu cuenta y realiza ese trabajo o pide ayuda a otros diseñadores y aprende de ellos.

  1. Rodéate de personas creativas

La inspiración se encuentra en todas partes, y que mejor que encontrarla en las personas con las que frecuentamos. No necesariamente tienen que ser otros diseñadores, pueden ser artistas, músicos, actores, etc. Al relacionarte con otras personas creativas expandirás tus puntos de vistas y se te hará más fácil generar nuevas ideas.

  1. Inspírate

Es importante que busquemos inspiración constantemente, de otra forma nuestro trabajo se estancaría en lo mismo y nunca mejoraríamos. Un consejo útil es crear un blog o página (Behance, Tumblr, Pinterest, Instagram, etc) donde puedas postear y guardar proyectos de diseño que te inspiren. Recuerda incluir colores, texturas, fuentes, layouts, y cualquier otro recurso que te ayude a crear nuevos diseños.

  1. Haz una lista de tus metas

Dedica un tiempo de tu rutina para buscar que es eso que quisieras lograr a corto y largo plazo como diseñador gráfico. Algunas metas que podrías ponerte son conseguir ese empleo soñado, que tu trabajo sea publicado en una revista, asistir a esa convención de diseño, o simplemente destacar en tu trabajo.

Como dice la frase “La práctica hace al maestro”, el mejor consejo que se le puede dar a un diseñador es practicar todos los días. Trabaja arduamente y no te rindas si tienes un bloqueo de inspiración, así podrás entender mejor como funciona tu proceso creativo.

  1. Mejora tus habilidades

Para ser diseñador gráfica no sólo basta con saber diseñar. Como profesionales, es importante aprender a manejar las tareas que se nos encargan, como revisar el brief de un cliente, responder correos, llamadas y video conferencias, preparar tarifas, investigar sobre una empresa o participar en sesiones de “brainstorming”. Puede llevar un tiempo aprender a realizar todo esto, pero son cosas que puedes poner a prueba en tu día a día laboral.

  1. Aprende a recibir críticas

No hay mejor forma de saber si estamos mejorando o no, que haciendo caso de las críticas constructivas. Al presentar un trabajo, tomate un tiempo de escuchar lo que tu cliente tenga que decir sobre tu diseño. Pregunta por sugerencias o criticas puntuales. Con el tiempo verás lo valioso que es tener comentarios sobre tu trabajo.

By | 2017-08-13T01:03:01+00:00 agosto 5th, 2017|Sin categoría|

¡Gracias por suscribirte! Prometemos enviarte contenido de valor. Si no recibes un correo de confirmación recuerda revisar tu bandeja de spam o correo no deseado.

Ya te has suscrito con esta dirección de correo.

 

Ruge más fuerte grande PCSúscribete a nuestro Blog y recibe una Sesión de Coaching sin costo.

Descuida, nosotros también odiamos el spam.

* Campo requerido